Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

La educación sexual tiene debilidades en Ecuador | Informes | Noticias

La educación sexual tiene debilidades en Ecuador | Informes | Noticias
Noticias Ecuador

Especialistas dicen que todo empieza con padres que expliquen desde los primeros años. En casa y en colegios se debe llamar a los genitales por su nombre. Docentes fiscales confiesasn que les cuesta responder preguntas.

Kevin (nombre protegido), de 7 años, es una de las víctimas del presunto caso de abuso sexual en la Unidad Educativa Aguirre Abad (réplica), en Guayaquil. Él fue criado por sus abuelos porque su madre migró a España. Sus familiares dicen que le habían aconsejado que nadie debe tocar sus partes íntimas. Pero afirman que también aprendió a cuidarse en el barrio donde juega fútbol con adolescentes, entre palabras soeces.

Este es el antecedente de la reacción que tuvo el menor cuando este mes fue al baño del plantel. Una fuente de la familia cuenta que el niño le dijo: “A mí me querían hacer m… Escuchaba que los profesores decían bájale el pantalón, yo nunca me dejé”. El hecho fue descubierto por otro alumno que entró a los urinarios y alertó al resto.

Dentro del pénsum escolar, la educación sexual está incluida en los contenidos de la materia de Ciencias Naturales. ¿Puede esta ser una herramienta de prevención contra pedófilos –adultos que tienen una inclinación erótica hacia los menores de edad–?

Aunque la guía del entorno de Kevin lo ayudó a evitar una posible violación, especialistas coinciden en que una educación sexual mejor orientada y una sociedad menos prejuiciosa alertaría a los menores de peligros y de cómo reaccionar.

El sistema educativo trata la educación sexual desde el punto de vista anatómico, dice el sexólogo Rodolfo Rodríguez Castelo, quien cree que se debe tocar abiertamente estos temas.

Alba Burgos, coordinadora del Departamento de Consejería Estudiantil de la Unidad Educativa Mariscal Sucre (UEMS), afirma que la educación sexual empieza en el hogar con los padres diciéndoles que nadie puede tocar sus partes íntimas: “Esto cuando tienen 2, 3 años y notamos que tienen más facilidades de comprender lo que está a su alrededor”.

Y siempre, dice Burgos, usando las palabras adecuadas: “Como pene, vagina, busto, porque no existen otros términos que definan los órganos sexuales. Al ponerles otros nombres se forma un significado algo errado de este tema y allí es que se van creando ciertos prejuicios sobre la sexualidad”.

El Ministerio de Educación tiene que emprender una política agresiva
de escuela para padres en temas como el de la educación sexual”.
José Torres, especialista en Derecho

José Torres Rodríguez, exfuncionario del Ministerio de Educación y experto en legislación educativa, afirma que los padres de familia ven a las escuelas y colegios como instituciones que de cierta manera tienen que suplir la función de ellos: “Hay ciertos aspectos en el desarrollo del menor hacia la adolescencia y la mayoría de edad en los que el colegio se vuelve complementario”.

El Ministerio de Educación informó la noche del viernes vía WhatsApp que a través del Programa Educando en Familia se busca afianzar los vínculos de los padres con las instituciones educativas: “En el módulo de sexualidad se ha sensibilizado a 4.431 docentes y 99.998 familias”. La entidad refiere también que 11.480 docentes de planteles fiscales se han capacitado por el convenio entre Unicef y la Fundación para la Infancia y Comunidad, lo que representa el 7,2% de los 159.475 profesores con nombramientos y contratos que habían hasta el 2 de febrero último.

Sin embargo, hay maestros fiscales a quienes se les dificulta la asignatura. Una profesora de sexto y séptimo año confiesa: “Eso sí me costó” e indica que los niños llegan al aula con ideas preconcebidas. “Cuando di las partes genitales del hombre y la mujer, los chicos decían yo no quiero ver porque mi mamá me ha dicho que yo no puedo conocer las partes de la niña”.

Tras la renovación de los libros del Ministerio de Educación realizada en 2016, la menstruación, los cambios por la pubertad y el embarazo aparecen en el de quinto grado, contenido que se profundiza en los textos de los cursos siguientes.

Hay un temor de los padres a hablarles con crudeza a los hijos…
Desde los 2 años hay que decirles que el cuerpo humano es nuestro y nadie puede tocarlo”.
Marcia Reyes, docente de UEMS

Una docente de séptimo año de una escuela fiscal del sur de la ciudad cuenta que decidió realizar dos clases para tratar el tema del embarazo porque se le “hacía muy difícil que los niños escucharan…”.

Reconoce que no fue lo adecuado. “Por eso luego hice una tercera clase para sacar ideas en conjunto”, agrega. Fue cuando llegaron preguntas como la de una pequeña: “Señorita, pero ahora ya no hay peligro porque puedo tener relaciones y hay anticonceptivos”. Y ella respondió: “Sí, pero eso es prevención, tú tienes 11, 12 años y tienes que estudiar”. Y un alumno siguió: “Señorita, mi mamá me ha dicho que ellas son las que deben tomarse las pastillas porque son las que deben cuidarse, como mujeres”. Y ella añadió: “Ambos deben hacerlo”.

Otra profesora de un colegio fiscal asegura que los profesores públicos no reciben capacitación sobre educación sexual: “Recibimos talleres de docencia… nos guiamos por el libro de Ciencias Naturales…”.

Para Marcia Reyes, jefa del área de Ciencias Naturales de la UEMS, la clave está en que padres y maestros hagan hincapié en el tema de que cada uno es dueño de su cuerpo y que nadie puede tocarlo.

Álison López, profesora de Ciencias Naturales de la Unidad Educativa Lemas, dice que los padres y maestros deben despejar las dudas de los niños, porque de lo contrario acuden a internet o a los amigos en busca de respuestas no apropiadas. “Una compañera me contaba que tiene a su hijo en sexto de básica y que el libro decía que la vagina es donde se aloja el pene, tenemos que como maestros también estar preparados para poder hablar con naturalidad con los niños”, indica.

Hace cuatro años, agrega López, cuando era docente de quinto año de básica y se tocó el tema de la menstruación, una niña preguntó que si cuando se menstrúa ya pueden tener bebés. La docente recuerda que respondió: “Físicamente el cuerpo se está preparando, pero mentalmente no estamos preparados. Todavía no has terminado la educación”.

Luego, dice López, una madre reclamó que por qué le enseña al hijo que no tengan bebés: “Le respondí que los niños deben saber cómo funciona el cuerpo de una mujer, porque habrá hombres que tengan hijas y no tengan a su esposa en el futuro que los acompañe. Los padres deben quitarse esos paradigmas de que los niños no deben saber ciertas cosas”.(I)

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: