Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

La Mitad del Mundo incorpora una pirámide ecuatorial

La Mitad del Mundo incorpora una pirámide ecuatorial
Noticias Ecuador

Una flamante pirámide de Cochasquí fue incorporada a la Ciudad Mitad del Mundo como un nuevo atractivo turístico en este complejo equinoccial ubicado en la parroquia San Antonio de Pichincha. El poliedro es una réplica a escala de la pirámide trece del complejo arqueológico de Cochasquí que se encuentra en el cantón Pedro Moncayo y que fuera estudiado por los arqueólogos alemanes Max Uhle y Udo Oberem.

La obra posee una base rectangular, techo plano y muros laterales inclinados. Fue inaugurada con una ceremonia espiritual de los yumbos, en honor al inicio de la fiesta del sol y la cosecha del solsticio de junio, el Inti Raymi.

Gustavo Baroja, Prefecto de Pichincha, destacó la valía que tiene el Complejo de Cochasquí para el país y recordó que si bien Perú cuenta con las ruinas de Machu Picchu, estas a lo largo de la historia han sufrido reparaciones de hasta un 75%, mientras que el complejo arqueológico pichinchano “aún se encuentran vírgenes” y pueden convertirse un atractivo turístico para la provincia.

La obra nació de una iniciativa de la presidenta del Directorio Ciudad Mitad del Mundo, Marcela Costales y se erigió en la parte oeste del monumento ecuatorial. En su construcción, se implementó más de 6 000 neumáticos que sirvieron de relleno, con lo cual se redujo el presupuesto de construcción con el uso de materiales de desecho.

La estructura fue recubierta con bloques de terrocemento, un revestimiento similar a la cangahua original de las pirámides, y se lo tapizó con un baño de chocoto, una técnica para envejecer el material de construcción, para que se asemeje a los milenios que pasaron en las paredes del monumento.

La réplica del poliedro tiene la misma posición que las pirámides ancestrales, con lo cual se busca motivar nuevas investigaciones que puedan determinar porque los pueblos nativos ya sabían dónde estaba ubicado el centro del planeta, antes de la llegada de los geodésicos.

A la pirámide también se le añadió la posición de elementos ancestrales e icónicos, como una imagen de la princesa Quilago, defensora del Reino de Quito frente a la invasión del ejército de Huayna Cápac. Esta mujer simbolizó por muchos años la resistencia de los pueblos aborígenes ante la invasión de los incas, desde el sur.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: