Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Moradores de urbanización Bosques de Rioja ‘compraron’ departamentos, pero no tienen las escrituras | Ecuador | Noticias

Moradores de urbanización Bosques de Rioja ‘compraron’ departamentos, pero no tienen las escrituras | Ecuador | Noticias
Noticias Ecuador

Es un condominio de cuatro plantas que mira al río Babahoyo, a la altura del km 3,5 de la vía a Samborondón, una de las zonas de mayor plusvalía de la provincia del Guayas. Pese a que ya viven familias en nueve de sus doce departamentos y en las tres suites del complejo, hay tareas inconclusas.

El cableado de la energía está sin canalizar en el subterráneo o atraviesa las partes laterales de la estructura. El garaje no cuenta con un desfogue de aguas lluvias por lo que se inunda cuando llueve, según las familias que viven en el lugar. El área de bodegas está a medio construir al igual que el jacuzzi, faltan acabados e incluso hay tapas del alcantarillado que tiene daños.

Algunos de los residentes vendieron propiedades o adquirieron créditos y otros cancelaron en efectivo para cumplir la forma de pago acordada con la constructora Rumbea & Rumbea, encargada del proyecto Bosques de Rioja. Pero en vista de que se incumplieron los plazos de entrega, les permitieron ocupar los inmuebles.

Lo que más les preocupa es que no tienen las escrituras ya que el predio donde se levanta el condominio está hipotecado como garantía de un préstamo que hoy es parte de un litigio judicial. El acreedor ha pedido el embargo del terreno. Además, el edificio no ha sido sometido al proceso de régimen de propiedad horizontal. De ahí que los compradores prefieren mantener la reserva de sus nombres hasta que la justicia resuelva el caso.

Emilio Rumbea, encargado del departamento técnico de la firma, reconoce los retrasos, también registrados en otro proyecto, el de Costa Plaza en la vía a la costa, en Guayaquil.

Respecto a Bosques de Rioja, dice que el cambio de una normativa afectó el flujo de dinero del proyecto. Y da ejemplos. “(La propiedad horizontal) inicialmente se podía tramitar con ciertos habilitantes y se ganaba tiempo para que coincidan la fecha de terminación del trámite con la del cumplimiento de la obra, pero luego se obligaba a cumplir la obra y luego empezar el trámite… Como tuvimos estos atrasos incurrimos en penalidades”.

A ello se suma el proceso judicial. Rumbea asegura que el terreno se hipotecó para “financiar el proyecto”. El fallo judicial determinará dos caminos, agrega: “En cualquiera de los dos escenarios hay contratos firmados con todos los prominentes compradores donde se estipula qué pasa si yo cumplo, que es que ellos me tienen que pagar, y que pasa si yo incumplo, que es que yo los tengo que remediar”.

Zandra Ibarra fue la primera en llegar al área de viviendas de la urbanización. Ella sí tiene escrituras que consiguió, dice, tras esperar cinco años y pagar 42.000 dólares más de lo acordado para terminar la casa.

Hay áreas del subterráneo y del parqueadero que están a medio terminar. El cableado al descubierto preocupa a los residentes por el temor de incendios. Foto: Ramón Zambrano

Los residentes tuvieron problemas para que la compañía Aguas de Samborondón (Amagua) asigne medidores porque el proyecto no ha sido entregado al Cabildo. “He acudido al Municipio, dicen que no depende de ellos, hablamos con los bomberos y dicen que no debemos vivir aquí. Nadie nos defiende y nadie los hace cumplir”, se lamenta Ibarra.

Los residentes dicen que la constructora habría usado el dinero que ellos pagaron para financiar sus otros planes habitacionales. Rumbea responde que si hay dos proyectos en curso que pertenecen al patrimonio de la misma compañía y la cuenta de uno se está viendo más afectada, se usa el dinero para financiar el que tiene problemas, sin confirmar que ese fue el caso de Bosques de Rioja. “El mal manejo de eso todo el mundo sabe que acarrea problemas, entonces no es lo recomendable hacer, pero hay veces que en la balanza costo-beneficio de la situación de la compañía, para poder llegar a cumplir a todos, hay que hacerlo”, reconoce.

Este Diario solicitó vía e-mail una entrevista con el alcalde de Samborondón, José Yúnez, o con un vocero para tratar la problemática de Bosques de Rioja y sobre el protocolo que rige para otorgar los permisos de construcción. Pero el departamento de comunicación solo adjuntó en un e-mail la información de los requisitos y los pasos para la aprobación.

Además, en un comunicado enviado a esta redacción el 17 de agosto pasado, la entidad asegura que el promotor consiguió la aprobación del proyecto en el 2013 y el permiso de construcción el 20 de agosto del 2014. “Hasta la presente fecha”, añade el comunicado, “el promotor no ha cumplido con todo lo previsto en el permiso de construcción, no hay aún inspección final de la obra, ni entrega recepción de la misma, razón por la cual esta Corporación municipal no tiene forma de intervenir en dicha urbanización. La obra está inconclusa y genera riesgo para los residentes”. Pero los compradores cuestionan que el Cabildo no actúe. (I)

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: