Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Pablo Lucio Paredes: Se fue un ejemplo | Columistas | Opinión

Pablo Lucio Paredes: Se fue un ejemplo | Columistas | Opinión
Noticias Ecuador

Acaba de fallecer mi padre. Simplemente “padre” con cariño, pero fue el señor embajador y excanciller Antonio José Lucio Paredes. Un señor de los que hoy necesita el país por su ejemplo, del que muchos en la cima deberían aprender. Fue conocido y estuvo en el poder, pero nunca dejó de ser recto y humilde, que son las cualidades más importantes y más difíciles en los seres humanos; eso les hace personas realmente buenas. Ser humilde no es bajar la cabeza ante los poderosos, todo lo contrario, es ser respetuoso con los humildes y jamás servil con el poder, y siempre recordar que no somos más que nadie, solo podemos servir lo mejor que podemos, y que jamás la fama y el poder pueden ser nuestras guías en la vida.

Me enseñó algo tan sencillo como que cuando uno viaja con viáticos del Gobierno, lo que sobra hay que devolverlo (aunque a veces las costumbres hacen que no existan mecanismos para hacerlo). Me enseñó que siendo canciller de la República, su hijo (yo) debía presentarse a la selección del servicio militar (que yo no quería) como cualquier otro ciudadano y jamás utilizar sus palancas, me enseñó que para algún trámite antipático debía hacer la fila temprana como todos y jamás esperar una llamada suya para resolverlo. Nos enseñó que uno debe oponerse a los abusos tan frecuentes de los gobiernos, incluso eventualmente sacrificando su cargo o su empleo. Me enseñó que ser recto no es un tema abstracto que uno repite para darse buena conciencia y que luego una buena confesión purifica, sino que es un acto constante de cada día y cada momento. Ser recto y justo solo consiste en actuar con rectitud y justicia… ¡pero qué difícil y poco frecuente es!

En diversos momentos de su vida fue como diplomático muy útil a la colectividad en temas que hoy, en retrospectiva, vemos como muy importantes. Peleó por el mar territorial de las 200 millas; fue el primer canciller en visitar el Perú en 1972, abriendo así el largo camino que llevó a la paz; estuvo en primera línea de la declaratoria de Quito como primer Patrimonio Cultural de la Humanidad. Y tanto más

En diversos momentos de su vida fue como diplomático muy útil a la colectividad en temas que hoy, en retrospectiva, vemos como muy importantes. Peleó por el mar territorial de las 200 millas; fue el primer canciller en visitar el Perú en 1972, abriendo así el largo camino que llevó a la paz; estuvo en primera línea de la declaratoria de Quito como primer Patrimonio Cultural de la Humanidad. Y tanto más.

Desde siempre, y hoy más que nunca, nos deja una tarea muy difícil: tratar de ser su espejo, aplicar sus enseñanzas, ser rectos y humildes, estar a la altura de lo que él nos enseñó. Así lo han entendido sus nietos en las notas que han circulado en las redes sociales. Lo intentamos siempre todos los días… ahora que te has ido, lo intentaremos aún más, mientras tú descansas en el único lugar donde pueden descansar las personas buenas. Descansa, padre, porque nosotros seguimos junto a ti y mi querida madre, que llora la partida de su compañero, quien le daba la mano y una tierna mirada desde hace 66 años. (O)

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: