Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Padre sufre por las pesadillas de su hijo violado y busca justicia | Seguridad | Noticias

Padre sufre por las pesadillas de su hijo violado y busca justicia | Seguridad | Noticias
Noticias Ecuador

En las madrugadas se despierta sudoroso, gritando y llorando. “¡Ayúdame, papi, no dejes que me haga daño, no dejes que me haga daño!”, grita aferrándose a su padre, Rodolfo –nombre protegido–, quien narra el drama de convivir con la violación y el contagio de VIH del que fue víctima su primogénito. Él cuenta ese peso de buscar justicia durante más de tres años en un proceso en el que, dice, ha faltado celeridad.

Lo más doloroso: que el presunto violador sigue libre y ocuparía el cargo que él tenía como guardia en el lugar donde ocurrió el hecho, dice. En el plano judicial, al niño se le ha tomado su versión al menos cinco veces, recrudeciendo la tragedia.

Lea además: ¿Cómo actuar ante un caso de abuso infantil?

Su padre, que ahora mantiene un tono esperanzador, recuerda que el menor tenía 8 años cuando asistía a la escuela Rita Lecumberri, en la coop. Juan Montalvo, norte, que funcionaba en las instalaciones del instituto del mismo nombre. Ahí vivía con su familia, ya que era el guardia desde el 2011.

Según la víctima, en los primeros meses del 2014, el chofer de la institución lo violó cinco veces. El agresor aprovechó que el niño iba al baño. Ahí se le puso en la puerta, lo agarró de las pequeñas manos, lo llevó a uno de los cubículos, le bajó los pantalones y lo penetraba.

El suceso salió a la luz en la última semana y se suma a los cerca de cien casos de delitos sexuales conocidos en el país en estos días. A raíz del hecho, el menor cambió su manera de ser. Se hizo introvertido, se encerraba en el cuarto, llegaba con plata. “Le decía a mi esposa que el niño llegaba con plata. Hablamos con una psicóloga de la institución, ella decía que él era así, que no me preocupara…”, lamenta.

Lea también: Miembros de exUne presentaron otros posibles casos de abusos sexuales en colegios

En ese mismo año, el instituto deja de funcionar y pierde su empleo, recuerda. Su hijo cae con neumonía, las fiebres eran imparables, hasta que le detectan VIH en el hospital Roberto Gilbert y por un examen rectal se enteran de la violación y de que sufre de pubertad precoz. “Me quería morir, todos los sueños se fueron”, dice el padre.

 

Luego de tres meses, su hijo sale con vida del hospital. En ese momento, su padre y el menor se volvieron mejores amigos. El niño no quería contarle a nadie lo que había vivido, hasta que el papá lo invita a decirle para que a otros niños no les suceda lo mismo. “Fue el chofer, don Ángel”, le confesó. El menor no denunciaba porque su agresor lo amenazó con matarlo a él y a su familia.

En julio de 2014, el padre denuncia el caso con la promesa hecha a su hijo de que el violador irá preso.

Cuando volvió a clases a la escuela, según el padre, el niño no sintió el respaldo de las autoridades. Fue discriminado por profesores y compañeros, y tuvo que cambiarlo de plantel, asegura. Mientras, en la justicia le decían que el proceso iba lento porque no había denunciado inmediatamente, pero en ese entonces, él estaba hospitalizado, luchando por su vida, y el niño no había querido decir quién lo violó, recuerda.

“Al principio empezaron a investigar. De ahí, esperar un fiscal, un trámite, peritaje, policía, todo demoroso (…), lo he denunciado y no se ha hecho nada durante tres años”, sostiene.

Hoy, el menor sigue con tratamiento psicológico, tiene cambios de ánimo, aborrece los abusos, se mantiene al tanto de su enfermedad, tiene notas altas en la escuela y sueña con defender a víctimas de abusos sexuales, dice su padre.

La madre lo cuida y el padre dobla su jornada como mensajero. Gana menos de $ 400, que no le alcanzan para vitaminas y medicinas del niño (cuando escasean en el hospital) y alquiler de su casa. “Le ha desgraciado la vida a mi hijo”. A poco de la audiencia de juzgamiento, Rodolfo clama justicia. Cree que más niños pudieron haber sido abusados sexualmente ; pide a otros padres que denuncien. (I)

Proceso
Judicial

Juicio
El martes 31, a las 16:00, luego de tres años, está prevista la audiencia de juzgamiento en contra del presunto responsable: un chofer del Instituto Rita Lecumberri, en el norte. En el baño del plantel, él habría violado y contagiado de VIH al niño.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: