Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Transportistas de buses limitan la velocidad

Transportistas de buses limitan la velocidad
Noticias Ecuador

Aunque los choferes de los buses de las cooperativas Andina y Los Lagos, de Imbabura, aplasten a fondo el acelerador de los vehículos, no podrán correr a más de 90 km por hora.

Este control al límite máximo de velocidad -establecido en la Ley para el transporte público de pasajeros- se logra con la recalibración de la memoria electrónica de los buses, explica Óscar García, gerente de la Cooperativa de Transportes Andina de Ibarra.

Durante esta semana, las 42 unidades de esta última operadora deberán someterse al ajuste técnico en los talleres de Mavesa, en la capital de Imbabura. Esa fue una resolución que adoptó la empresa de transporte en la última asamblea general de socios.

Con ello se busca reducir el índice de accidentes causados por el exceso de velocidad, precautelar las vidas de los viajeros y garantizar las inversiones, señala García.

La recalibración es un proceso sencillo, explica David Cangás, técnico mecánico de Mavesa. “Usando una computadora, programada para escanear la memoria de los vehículos, se modifican los parámetros de aceleración”.

En este caso, el dispositivo corta automáticamente el paso de combustible al sistema de inyección de los buses cuando alcanzan los 90 km por hora.

La recalibración toma 20 minutos y cuesta USD 38.
La propuesta ha generado interés en las autoridades. Según Édgar López, gerente general de la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movi­del­nor), lo importante es que esta iniciativa nació de los propios transportistas.

Asegura que Movidelnor -que tiene a su cargo el manejo del tránsito en 15 cantones de Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Pichincha- analiza la posibilidad de ampliar esta estrategia a las operadoras de la región.

“Es bueno que los transportistas hagan conciencia y respeten la ley no solo cuando hay controles”. Mas aún, tomando en cuenta que Movidelnor contrató la instalación de tres radares, pero solo uno funciona.

Por lo pronto, los socios de la Cooperativa Los Lagos, de Otavalo, también acordaron poner límites a la velocidad, mediante la recalibración de las memorias de los vehículos.
Roberto Armas, gerente de Los Lagos, comenta que las 55 unidades de esta empresa tienen plazo hasta el fin de mes para realizar los ajustes.

Considera que con el nuevo sistema, los choferes no podrán sobrepasar los límites de velocidad. Eso, asegura, se traduce en multas a los dueños de los buses que impone la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), que detecta los excesos de velocidad a través de los GPS instalados en los autobuses de servicio público.

El tema ha concitado interés en Imbabura, considerando que esta provincia pasó del cuarto al tercer puesto, en mayor número de siniestros de tránsito en los dos últimos años. (Ver infografía)
Una de las más terribles tragedias ocurrió el 24 de septiembre pasado, cuando el autobús número 13 de la Cooperativa San Gabriel (Carchi) se volcó en Otavalo y causó la muerte de 14 personas y heridas en 42 pasajeros más.

El caso, que se habría producido supuestamente por exceso de velocidad, se investiga en la Fiscalía de Otavalo.

La ANT sometió a análisis técnicos y mecánicos a las 13 unidades de esa operadora en el Centro de Revisión Vehicular de Sangolquí, cantón Rumiñahui, en Pichincha.

Según Juan Pazos, director provincial de Pichincha de la ANT, que fue delegado por la Dirección Nacional para intervenir a la empresa carchense, se encomendó la evaluación al Centro de Sangolquí, porque no existen talleres bien equipados de revisión ni en Carchi ni en Imbabura.

Mientras, el lunes último los choferes de la San Gabriel rindieron pruebas de conocimientos y psicológicas, en la ANT de Quito. Con los resulta­dos, la entidad tomará una resolución respecto del futuro de la Cooperativa San Gabriel.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: