Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

Tribunal declara inocentes a los cinco procesados en el caso David Romo | Seguridad | Noticias

Tribunal declara inocentes a los cinco procesados en el caso David Romo | Seguridad | Noticias
Noticias Ecuador

Quito –

Luego de diez días de audiencia de juzgamiento por el asesinato, desmembramiento y posterior incineración del estudiante universitario David Romo, el tribunal integrado por los jueces Wilson Caiza (ponente), Julio Obando y Daniel Tufiño, ratificó el estado de inocencia de José L., Carlos L. Roberto E., Blanca F. y Jonathan R.

Entre los procesados en este caso la Fiscalía acusaba como autores del delito de asesinato a José L. y Carlos L.; mientras que a Roberto E., Blanca F. y Jonathan R. los señalaba de cómplices. Nada de esto pudo ser comprobado, dijo Israel Moreno, abogado de Carlos L.

“El día de hoy la justicia imperó en este caso. El Tribunal tomó la decisión correcta, pues lo que ha quedado demostrado fue la falsedad de la Policía en inventar pruebas, fraguar testigos, utilizar recursos públicos, por que lo que no se dijo de parte de ciertos servidores policiales es que pagaron para que mientan varios testigos”, apuntó Moreno, quien cree que la mamá de David Romo, Alexandra Córdova, tiene todo el derecho a seguir la investigación para ubicar a su hijo.

Junto a la declaratoria de inocencia, el Tribunal ordenó que todos los fiscales y agentes policiales que han participado en la indagación de este caso sean investigados. Romo se encuentra desaparecido desde el 16 de mayo de 2013.

Diego Chimbo, abogado de Blanca F., aseguró que en esta audiencia enfrentaron a un poder estatal, que mediante la Policía que debe ser un órgano de seguridad, “falsificaron firmas, torturaron personas, pagaron a testigos falsos”, para que acrediten cosas que nunca pasaron. “La Policía ha mentido descaradamente a la víctima y para vender una mentira encarceló a inocentes”.

De su parte, la madre del estudiante universitario, que hasta el momento se encuentra desaparecido, dijo que desde el primer día de audiencia ella calificó a la diligencia como un “sainete”. Córdova no cree que solo fiscales y policías deben ser investigados, sino que se debe ordenar que sean investigadas todas y cada una de las autoridades que permitieron que esta “farsa” siga adelante.

Entre ellas deberían estar, dice Córdova, aquel fiscal general que permitió la reserva del caso y los ministros y autoridades secundarias que no cumplieron su trabajo.

“Hasta el día de hoy no se sabe dónde está mi hijo. David Romo sigue desaparecido. Con esto se confirma la desaparición forzada de David Romo en la que el Estado ecuatoriano es responsable”, señaló Córdova, quien el 16 de agosto pasado colocó una denuncia en la Fiscalía por el delito de desaparición forzada.

En este caso, según el fiscal Andrés Cusapaz, el joven quiteño fue asesinado de un golpe en la cabeza propiciado por el administrador de la Clínica Unión y Esperanza y el resto de procesados habría no solo observado el asesinato, sino que participaron del desmembramiento y posterior incineración del cuerpo de Romo en una vivienda en el sector de Ponceano, al norte de Quito.

Pese a que en el Complejo Judicial Norte se realizaba la audiencia de juzgamiento en el caso Romo, desde el martes 14 de agosto pasado la Fiscalía inició allanamientos en los sectores de Calderón y Tiwinza, al norte de Quito, para verificar información que le llegó de última hora y que señalaba que el cuerpo del joven estaba enterrado en una propiedad.

Córdova afirmaba que los allanamientos tenían que ver con la información anónima que dijo el fiscal Andrés Cuasapaz le llegó a través de la línea 1800-Delito, y que también sería la misma que ella recibió mediante llamadas telefónicas durante el último feriado.

A la madre del joven le resultaba extraño el que en medio de una audiencia de juicio por el asesinato de su hijo, la Fiscalía esté realizando nuevos allanamientos para encontrar el cuerpo. Ya en ese momento Córdova creía que con estas nuevas diligencias se estaba cayendo la teoría de Fiscalía de que su hijo fue asesinado e incinerado y que por eso este es un caso sin la existencia de la prueba material del asesinato: el cadáver. (I)

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: