Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

USD 1 881 millones en inversión en Quito buscan luz verde

USD 1 881 millones en inversión en Quito buscan luz verde
Noticias Ecuador

Al menos USD 1 881 millones en inversión están a la espera de ejecutarse en la ciudad.

Para que esos recursos puedan desarrollarse hacen falta ordenanzas metropolitanas para 14 proyectos arquitectónicos especiales (PUAE) que están en trámite.

El ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, pidió colaboración al Concejo Metropolitano de Quito para “destrabar” ese proceso.

A través de su cuenta de Twitter agregó que está seguro de que se podrá hacer un trabajo en conjunto en beneficio de la capital y el país.

Campana citó el caso del Hotel Holiday Inn, que está en la vía hacia el Aeropuerto de Quito. Este proyecto como otros habitacionales o de centros comerciales tienen características especiales por el extenso terreno que ocupan y los cambios que generan en las zonas en las que está previsto que se construyan. Se trata de áreas de crecimiento como Cumbayá, Tababela, Pifo o Quitumbe.

La normativa que los rige es una ordenanza que regula los PUAE, que fue aprobada en agosto pasado. Poco antes de que eso pasara, el concejal Marco Ponce (SUMA) hizo un exhorto similar al de Campana para que se aprobara la normativa y se viabilizaran los proyectos en cola.

Ponce reclamó en esa época la demora para tratarla en segundo debate, puesto que el proyecto había sido conocido en primer debate un año y un mes antes y eso implicaba demora en las inversiones. Entre los puntos más complejos estaban las fórmulas matemáticas que se aplicarían para calcular la concesión onerosa de derechos, que es el pago del promotor de un proyecto a la ciudad por permitirle aumentar pisos o hacer cambios drásticos en una zona con un uso de suelo diferente. Tras la aprobación, “la pelota pasó a la cancha del Ejecutivo”, dijo.

Cada proyecto especial cuenta con una nueva ordenanza que cumple con lo dispuesto en la de PUAE. Ponce explica que el procedimiento es similar al del plan Regula tu barrio, que diseña normativas individuales basadas en una principal. De ahí las demoras.

Seis de los proyectos en espera ya pasaron a instancias en el Concejo: dos están en la Comisión de Uso de Suelo, uno está listo para primer debate en el Concejo. Tres deben llegar a segundo y definitivo debate, según el secretario de Territorio, Hábitat y Vivienda del Cabildo, Jacobo Herdoíza.

Él le da la razón a Campana sobre lo prolongados que son los tratamientos de estas normativas, pero aclara que son proyectos de complejidad técnica tanto para el Ejecutivo como para el Legislativo.

Los PUAE deben tener estudios de infraestructura, viales, urbanísticos, de viajes, etc. que están a cargo de entidades como de las Secretarías de Ambiente, Movilidad y Territorio, y empresas como la de Agua Potable y Saneamiento o la de Obras Públicas.

El cálculo de concesión onerosa de derechos se hace en concertación con los promotores de proyectos e incluyen planes de financiamiento.

Según Herdoíza, solo la elaboración del expediente puede tomar unos seis meses y la aprobación final cerca del año.

El presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, entiende que se trata de procesos técnicos largos, pero cree que el trámite es demasiado engorroso y estanca proyectos que pueden ser emblemáticos y que pueden generar empleo y desarrollo.

Para Alarcón, hace falta liderazgo para que el Concejo apruebe los proyectos y reglamentos de forma más efectiva, quitando los excesos de trámites y de reuniones.

Además, cree que el Concejo debe reducir las discusiones políticas para centrarse en el avance de temas como este, que generan inversión.

Según Herdoíza, hay seis proyectos que aún están en manos de los promotores, por lo que la demora no sería responsabilidad del sector privado que planea levantarlos.

Otros tres son de inversión pública: Betania, San Francisco de Huarcay y Manuel Córdova Galarza. Estas iniciativas están a cargo de Casa para Todos y Ecuador Estratégico y están en proceso para ser tratados en segundo y definitivo debate. Herdoíza aclara que el proceso en estos casos es más complejo que en los comunes, pues no reciben una licencia sino que requieren de ordenanza pues ocupan “pedazos enteros de ciudad” y son planificados con mayor detalle.

Agrega que la inversión se ejecuta a mediano plazo, conforme avanza su construcción.

Ir a la fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

A %d blogueros les gusta esto: